PERGOLAS

Las pérgolas son elementos decorativos en forma de arcos de madera o metal. En función del tipo de pérgola se encuentran por ejemplo las pérgolas irregulares que amplían visualmente el patio si se sitúan cerca de casa. Las pérgolas en la mayoría de los casos se suelen utilizar para dividir el jardín en zonas, crear divisiones por ejemplo con respecto a la piscina, o simplemente para crear porches o dejar un camino cubierto. Una intención añadida a la hora de adquirir una pérgola es que pueden servir de soporte a plantas trepadoras y enredaderas. De esta forma además de suplir una necesidad conseguimos también un fin estético, con el que podemos elaborar distintos contrastes entre lo natural y rocoso, y logra integrar su vivienda con la vegetación adyacente del jardín. Si quiere emplazar la pérgola para que proporcione sombra ha de colocarla en un lugar con orientación sur y soleado a lo largo de las tardes veraniegas.

Destacan sobre todo dos tipos de pérgolas:

Pérgola al aire realizada en madera laminada de pino, tratada en autoclave:
En ella se pueden instalar toldos acrílicos colora natural. Así mismo existen varios acabados de la madera como pueda ser la teka, proporcionando distintos contrastes con los colores del toldo. Para el tintado de la madera se utilizan barniz al agua, que proporciona una protección extra para la madera tipo lasur. El acabado de las vigas también es una opción de entre las que podremos elegir, como pueda ser paloma tradicional, aunque existen muchos tipos de acabados.

Pérgola adosada:
Puede realizarse en varios tipos de madera como pudiera ser la laminada de pino, madera que puede ser tratada en autoclave u otros tratamientos. A este tipo de pérgola se le pueden instalar diversos tipos de toldo como el Soltis, sobre el que existen diversas telas y colores.

Además se pueden instalar en estas pérgolas cristal para proteger de la lluvia, tanto a las personas como al mobiliario, para así quedar protegidos sin perder un ápice de luz. Para este tipo de pérgolas el cristal empleado en la cubierta es un cristal laminar de seguridad, para evitar problemas de desprendimiento en caso de rotura o impacto. Una vez más los acabados pueden ser infinitos un ejemplo sería el de madera de roble, que proporciona un contraste perfecto entre la madera de la pérgola y los colores del toldo. Para el tintado de la madera se utilizan barniz al agua, que proporciona una protección extra a la pérgola de madera, tipo lásur.

Experiencia, profesionalidad, asesoramiento y toma de medidas aseguran un excelente resultado final. En nuestro taller artesanal logramos que cada producto se convierta en una pieza diferente y exclusiva. Nuestro concepto de ambientación personalizada en la elección de colores, texturas y del sistema adecuado para el montaje, nos convierte en profesionales destacados en el mundo del cortinaje y el toldo.

 

Si necesitas algo específico?

Podemos hablar de tu proyecto

Experiencia, profesionalidad, asesoramiento y toma de medidas aseguran un excelente resultado final.

En cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información